EQUIPAMIENTOS CULTURALES

REHABILITACIÓN Y NUEVOS USOS PARA EL QUIOSCO DE LOS CAMPOS Y SU PLAZOLETA

Propuestas | Creado por carmenls | 03-07-2017 | en EQUIPAMIENTOS CULTURALES | Con Código: PG7EE2DF

Propuesta para rehabilitar y dotar con nuevos usos polivalentes el quiosco de Los Campos, de tal manera que pase a ser un elemento director, dinamizador y difusor de actividades en la plazoleta.

1. ESTADO ACTUAL. DIAGNÓSTICO.

El quiosco de Los Campos es un inmueble de titularidad municipal. Arquitectónicamente está registrado en el Catálogo Urbanístico con el nivel de protección ambiental, que incluye la volumetría del edificio, sus fachadas y las carpinterías originales conservadas.

El estado de conservación es más o menos aceptable, pero achacando los habituales problemas por la antigüedad y falta de mantenimiento tras su cese de actividad como quiosco.

Su estructura de hormigón armado está cubierta por ladrillo visto con molduras blancas en torno a su línea perimetral de vanos. Su interior mantiene las baldosas originales.


2. UBICACIÓN Y DIMENSIONES.

El quiosco popularmente conocido como de ‘Los Campos’, o de los ‘Capuchinos’; se localiza estratégicamente en la plazoleta Escritor Luis Sánchez Roces, resultante de la confluencia de las calles Uría y Luciano Castañón, avenida de la Costa y el eje Menéndez Pelayo-Ramón y Cajal. Se trata de un enclave perfectamente articulado por la red de transporte público: dos marquesinas de autobús por las que pasan seis líneas, y una parada de taxis.

Cuenta con una planta en forma de trapecio de 24 m2, con una pequeña visera.


3. JUSTIFICACIÓN DE LA PROPUESTA.

En diciembre de 1950, el Ayuntamiento de Gijón otorgaba a un particular la licencia de construcción de este quiosco para que sirviera de refugio y servicio a la gasolinera, que durante años estuvo establecida en este punto estratégico de la ciudad y, a la vez, como lugar de venta de periódicos y revistas.

Tras finalizar la concesión, el quiosco pasó a ser propiedad municipal y, desde que cerrase definitivamente en 2012, está corriendo serio peligro de abandono, deterioro y potenciales actuaciones alteradoras/desvirtuadoras. Este pequeño e icónico quiosco racionalista de piedra proyectado por Juan Manuel del Busto y Miguel Díaz-Negrete en 1950, es, junto al quiosco de la plazuela San Miguel, el único vestigio de la microarquitectura gijonesa de quioscos de piedra de color rojo.

La propuesta de dotar a este inmueble con destacado valor patrimonial de un uso polivalente se basa en su idoneidad como punto de encuentro y colectividad ciudadana, en forma de un espacio público abierto a la participación y a la experimentación artística multidisciplinar.

Situado en un céntrico cruce de caminos y lugar de paso de ciudadanos y turistas, es precisamente ese público potencial, un factor idóneo para transformar el quiosco abandonado en un contenedor cultural multifuncional; que estimule a los que atraviesan esta plaza, poniéndolo al servicio de todos y revitalizando un espacio vacío capaz de generar dinamización social.


4. PROPUESTA DE USOS.

4.1. Espacio polivalente abierto a la ciudadanía.

  • Espacio expositivo y escaparate de cultura multidisciplinar, a través de una selección de propuestas dentro de un programa anual de convocatoria pública. Podrían presentar sus proyectos, limitados a las especiales condiciones del quiosco, aquellos artistas, comisarios, colectivos y ciudadanos interesados en exponer obras de diferentes disciplinas artísticas, como: la pintura, el dibujo, la escultura, la fotografía, cartografía, etc. Y realizarse intervenciones artísticas in situ a través de instalaciones, obras sonoras, audiovisuales, performances, etc. 
  • También podría ofrecerse una interesante oportunidad orientada al apoyo a jóvenes artistas menores de 25 años, que encontrarían aquí el lugar idóneo para instalar y mostrar sus obras, en un ámbito cercano, a pie de calle y en conexión directa con la ciudadanía. Además cabría la posibilidad de utilizar el quiosco como taller a la vista del público y como espacio de trabajo con las artes en vivo, como formato/concepto.
  • Además, con el objetivo de activar el uso cultural de la plaza (connotaciones de isla) y ofrecer mayor accesibilidad para disfrute y beneficio de todos los ciudadanos; se priorizarían aquellos proyectos e ideas que fomenten la participación, sean sostenibles, se adecúen al soporte y que incluyan en su ámbito de actuación tanto en el interior como en el exterior del quiosco así como la plaza y sus jardines. Podrán tener lugar a la vez dos actividades compatibles dentro del quiosco.

  • Podría funcionar también como lugar de presentación pública de libros, revistas, etc. Así como acoger charlas, ponencias y conferencias de diferentes materias, por ejemplo relacionadas con la historia y la memoria del barrio.

4. 2. El quiosco como elemento director, dinamizador y difusor de actividades en la plazoleta.

  • Proyección desde el quiosco hacia los jardines de la plaza de diversas actividades de ocio cultural y de espectáculos,vinculadas al entorno en que se encuentra. Con una oferta de microactuaciones destinada a todos los públicos: microteatro y teatro en la calle, danza, títeres, cuentacuentos, conciertos, magia, talleres infantiles, cine-fórum, concursos de fotografía, graffiti, dibujo y pintura rápida, etc.
  • A partir de este punto de encuentro, se organizarían periódicamente itinerarios didácticos tematizados(sobre los quioscos de Gijón, el barrio de La Arena, espacios de ocio, hostelería y comercio histórico…), siendo el quiosco el punto de salida o de final.
  • El quiosco pasaría a ser el elemento estructurante de la plazoleta, gracias al aporte de permeabilidad por ser abierto, un espacio común y participativo o de colectividad. La plazoleta se convertirá, pues, en un continuo transversal.

4. 3. Otras propuestas compatibles.

  • Aprovechando la existencia de una valla en la esquina frontal de la plazoleta, se reacondicionaría para el establecimiento de un estacionamiento de bicicletas mediante el sistema de candado vertical (colgando). El enorme tránsito motorizado, peatonal y el uso diario del quiosco, servirán como vigilancia y disuasión de posibles robos.
  • Reconversión en oficina de información turística local y regional; ofreciendo información e inscripción sobre visitas guiadas ofertadas en la ciudad, venta de productos y servicios turísticos y gestión de reservas en alojamientos. Es destacable la localización del quiosco al paso de los peregrinos que, haciendo el Camino de Santiago, penetran en la ciudad por el Este, con lo que podrían tener una primera toma de contacto que les facilitaría conocer los servicios que les ofrece Gijón antes continuar su itinerario. Se mantendría también intacto el color rojo del inmueble, especialmente llamativo para los fines turísticos.
  • Con la idea de recuperar su antigua esencia como centro facilitador de lectura y red de inteligencia urbana, se plantea su utilización como quiosco literario funcionando como biblioteca y rincón BookCrossing. Dotado de libros, revistas y otras publicaciones, siempre a disposición para intercambiar gratuitamente entre particulares, podría beneficiarse también de expurgos y cesiones de fondos de instituciones, entidades públicas, etc. Además puede resultar interesante su especialización con ocasión de eventos y citas culturales del calendario anual (Feria del Libro, Festival Internacional de Cine, Antroxu…).

Proyecto presentado por Carmen Alonso Suárez (Historiadora del Arte. Gestora cultural en Hábitos Culturales) y Rafael Suárez Muñiz (Geógrafo Urbanista. Consultor e investigador en Consultoría Estudios Urbanos).

Colectivos: Todos
Distritos: Centro
Barrios: El centro

Emplazamiento concreto

Plazoleta Escritor Luis Sánchez Roces, en la confluencia de las calles Uría y Luciano Castañón, avenida de la Costa y el eje Menéndez Pelayo-Ramón y Cajal.

Comentarios


|

RafaSuarez

05-07-2017

Tenemos hasta el 7 de julio para conseguirlo. ¡Necesitamos sus votos! ¡Muchas gracias!